viernes, 3 de junio de 2016

La competencia monopolística.

Es un tipo de mercado de competencia imperfecta en que el producto es de alguna forma similar, pero no son sustitutos "perfectos", y, aunque no hay berreras de entrada al mercado, si lo hay en cada marca. Puede haber ligeras diferencias de calidad, prestaciones, imagen o precio.Se dice que cada fabricante es monopolista de su marca, y si otra empresa quiere fabricarlo es ilegal y está perseguido por la ley.


      



El rasgo fundamental de la competencia monopolística es la publicidad, que es lo que permite a cada fabricante diferenciar su producto y poder pedir un precio mayor. Asunto controvertido, dado que para algunos aporta información y por tanto da transparencia a los mercados, pero para otros no hace más que engrosar los costes de las empresas, y con ello, los precios. El curso que viene vamos a estudiar un tema completo sobre la publicidad, por lo que no me voy a detener más aquí.

Tan sólo, vamos a citar un ejemplo en que las empresas en competencia monopolística se ponen de acuerdo para hacer campañas genéricas. Nos vamos a detener en los anuncios protagonistas de la campaña de "El plátano de Canarias", que marcó mi infancia   : )

En su versión original, cantado por el grupo infantil "Parchis":



Y en su versión moderna:



Para el que quiera leer más, es un caso de marketing ampliamente estudiado: La importancia de la visión de marca. O en este otro artículo: La eficiencia publicitaria.

No hay comentarios: