viernes, 11 de diciembre de 2015

Equilibrio en el mercado de trabajo.

En condiciones ceteris paribus, canto la oferta como la demanda de trabajo dependen de manera inmediata del nivel de salarios:
  • La relación de la oferta de trabajo con los salarios es directa: cuanto más altos son los salarios, más alta es la oferta de trabajo, y viceversa. Por eso la curva de oferta de trabajo (por parte de los individuos) es creciente.
  • Por el contrario, la relación de  la demanda de trabajo con los salarios es inversa: cuanto más altos son los salarios, más baja es la demanda de trabajo. Por eso la curva de demanda de trabajo (por parte de las empresas), es decreciente.
Pero también pueden variar otros factores no representados en el gráfico. Entonces se producen desplazamientos de las curvas de oferta y demanda:
  • La curva de oferta de trabajo se puede desplazar hacia la derecha  (aumenta el nº de personas que buscan trabajo) cuando aumenta la tasa de actividad, cuando cambian las condiciones demográficas (aumenta la población en edad de trabajar), cuando aumenta la inmigración, cuando aumentan los titulados de un determinado sector, cuando disminuye la renta no salarial, o cuando se reducen las ayudas a los parados... Los desplazamientos a la izquierda se producirán cuando ocurra lo contrario.


  • La curva de demanda de trabajo se puede desplazar hacia la derecha (aumenta el nº de empresas que buscan trabajadores)  cuando aumenta el precio de los bienes, aumenta la productividad,  aumenta el nº de empresas, aumenta el precio de otro factor productivo (recursos naturales o capital)... Los desplazamientos a la izquierda se producirán cuando ocurra lo contrario.



Todos estos cambios tiene  un efecto sobre el equilibrio en el mercado de trabajo que tiene como consecuencia un aumento o disminución del nº de trabajadores contratados y un aumento o disminución del salario de equilibrio, que debes saber analizar.

Puedes leer más sobre todo esto aquí:  Luchando contra el paro.

No hay comentarios: