miércoles, 15 de febrero de 2017

9.01.1. Dinero mercancía y dinero fiduciario.

Os dejo a continuación un ejemplo clásico de como cualquier mercancía puede llegar a ser utilizada como dinero si todo el mundo se pone de acuerdo: los cigarrillos.

La organización económica de un campo de concentración (pg. 6 y siguientes). A nosotros nos interesa sobre todo el capítulo titulado "la moneda-cigarrillo", "los movimientos de los precios" y la conclusión, en el que podéis leer algunas de las cosas que hemos estudiado en éste tema: las características que debe cumplir una mercancía para poder ser utilizada como dinero, el proceso inflacionista cuando aumenta el nº cigarrillos en circulación,  la deflación cuando no llegan envíos o cuando hay bombardeos y la gente se los fuma...

Durante un tiempo, el dinero papel estaba respaldado por metales preciosos, oro y plata. Y los Gobiernos tenían que tener ese oro y plata almacenado. En España está en el Banco de España, el plena plaza de La Cibeles. Parece de película, pero lo que cuenta es cierto:



El Estados Unidos se guarda en la famosa base militar de Ford Knox, escenario de una película de James Bond, Goldfinger:




En esta base está guardado no sólo el oro de los EEUU, sino el de otros ,muchos países que le confiaron su custodia en época de guerras. Por ello es noticia de vez en cuando: Alemania retira 300 toneladas de oro de EEUU.

El respaldo en oro tiene un problema: nos lo pueden robar. El oro de Moscú.

Lo contrario del dinero mercancía es el dinero fiduciario. Es aquel cuyo valor no se basa en el precio del material con el que está hecho, sino en la confianza que tenemos en que será aceptado como medio de cambio. Al principio, esta confianza se basaba en que el dinero papel era totalmente convertible en oro (patrón oro). Te sorprenderá saber que EEUU no lo abandonó hasta 1971 (de hecho, algunos le culpan de la crisis financiera y de deuda pública en la que hoy estamos inmersos). Pero el hecho es que el dinero que utilizamos hoy en día es totalmente fiduciario.

De hecho, ahora incluso se habla de monedas que no tiene ni siquiera soporte en papel. Por ejemplo, el Bitcoin, un tipo de comercio "P2P" (ya  estudiaremos lo que es el curso que viene). Para ver lo que es, su funcionamiento y sus ventajas, que mejor que referirnos a la página oficial de Bitcoin:

Bitcoin es una moneda, como el euro o el dólar estadounidense, que sirve para intercambiar bienes y servicios. Sin embargo, a diferencia de otras monedas, Bitcoin es una divisa electrónica que presenta novedosas características y destaca por su eficiencia, seguridad y facilidad de intercambio.




Bitcoin está basado en un sistema "peer to peer"  o de usuario a usuario muy ingenioso. Al no haber ningún organismo detrás de esta moneda libre, son los propios usuarios (miles de ordenadores de todo el mundo) que se aseguran de efectuar el seguimiento, control y registro de las transacciones. Gracias a esto y un complejo sistema criptográfico es posible asegurarse de que nadie haga trampas y que la moneda sea segura ante ataques, intentos de falsificación o duplicación.
Veamos algunas de estas características: 


  • No pertenece a ningún Estado o país y puede usarse en todo el mundo por igual.
  • Está descentralizada: no es controlada por ningún Estado, banco, institución financiera o empresa. 
  • Es imposible su falsificación o duplicación gracias a un sofisticado sistema criptográfico. 
  • No hay intermediarios: Las transacciones se hacen directamente de persona a persona.
  • Las transacciones son irreversibles.
  • Puedes cambiar bitcoins a euros u otras divisas y viceversa, como cualquier moneda. 
  • No es necesario revelar tu identidad al hacer negocios y preserva tu privacidad.
  • El dinero te pertenece al 100%; no puede ser intervenido por nadie ni las cuentas pueden ser congeladas.
Aunque tuvieron muchísimo auge hace unos años (Se instala en Madrid el 1º cajero de bitcoins.), hoy despiertan muchas dudas. Tras la noticia de secuestro de cuentas, ¿es el bitcoin un aliado de los malos?

Y, el último paso, hay quien incluso propone la total desaparición del dinero en circulación, cosa que puede ser una realidad en Europa en una década. Ya hay algunas sociedades sin dinero en efectivo.

O esta noticia de ayer mismo, China aprueba su propia moneda digital, el fin de las divisas convencionales está cerca.

O ya en el ámbito de la ciencia-ficción, el medio de pago es el tiempo, en la película "In time".



Y en el extremo opuesto, la vuelta al pasado. Con la crisis se vuelve a formas de funcionamiento anteriores, como las monedas sociales.

Como vemos, continuamente aparecen nuevos métodos de pago, pero también cuando hay una situación de crisis o inestabilidad se vuelve a métodos de funcionamiento anteriores. Y en el caso del dinero no iba a ser menos: Monedas sociales.


No hay comentarios: