domingo, 5 de febrero de 2017

08. La tasa de dependencia.

Una tasa muy relevante para entender la importancia de la población en el funcionamiento del mercado de trabajo, y su importancia para evaluar la crisis actual, es la tasa de dependencia:

Osea, el nº de personas dependientes por cada 100 personas en edad de trabajar. Es tan importante porque indica el nº de personas a las que tienen que mantener las personas en edad de trabajar. Cuanto más alta, peor, ya que significa que hay más personas que dependen de cada 100 personas en edad de trabajar. Es un indicador de la sostenibilidad del sistema de pensiones de un país.

Hay que resaltar dos cosas:

No todas las personas en edad de trabajar lo están haciendo, y por tanto, no todas están pagando sus cuotas de la Seguridad Social, por lo que la tasa de dependencia real es aún superior a lo que indica este cociente.

Cuando aumenta la edad de jubilación, se reduce la tasa de dependencia. Pero cuando se aumenta la edad legal para empezar a trabajar, aumenta.

En España, la tasa de dependencia es actualmente del 50 %, lo cual significa que por cada 100 personas en edad de trabajar (aunque no estén realmente trabajando), hay 50 niños y mayores que dependen de ellas, y la cifra está aumentando, debido al envejecimiento de la población, de manera que las previsiones son:

.
O sea que las previsiones dicen que dentro de 35 años, cada trabajador mantendrá a un jubilado o niño.

Hay que tener en cuenta la evolución de la esperanza de vida:



En España el derecho a  las pensiones de jubilación son legalmente obligatorias  solo desde 1947, cuando la esperanza de vida era de 60 años. Pero el aumento de la esperanza de vida puede tener como consecuencia el fracaso del sistema de pensiones en España, al que se debe buscar alguna alternativa.

Lo he sacado de un informe del INE que no tiene desperdicio.

El envejecimiento de la población no es sólo un problema por el mantenimiento del sistema de pensiones, supone también que las empresas vendan mucho menos, ya que son los jóvenes los que más consumen. Los mismos problemas demográficos que están impidiendo a Japón salir de la recesión.

No hay comentarios: