lunes, 21 de diciembre de 2015

Ventajas e inconvenientes de la ley d'Hondt



En esta jornada de análisis de los resultados electorales, hemos oído hablar de los inconvenientes que tiene el reparto de escaños que se utiliza en España.  Por ejemplo, Ciudadanos necesita el doble de votos que el PP para conseguir un escaño.

Y entre tanta discusión, yo no he dejado de preguntarme: Si la ley d'Hondt es tan mala, ¿Por que se instauró y por qué sigue usándose? Así que me he puesto a investigar sus posibles ventajas.

Como introducción, un pequeñao resumen de como funciona. Este método lleva el nombre del político belga Victor d'HondtBásicamente, las características de este sistema de elección de  los diputados son los siguientes:

  1. El sistema se aplica de manera independiente en cada provincia española, aunque el partido se presente a las elecciones en todo el territorio nacional. Esto beneficia a partidos locales, que pueden tener un escaño ganado en su provincia,   y perjudica a  los partidos pequeños que se presentan en toda España, que con muchos más votos, pero repartidos en toda España, pueden quedarse sin representación.
  2. El porcentaje mínimo para obtener representación es el 3%, lo que beneficia a los grandes partidos.
  3.  El voto en blanco se suma al número total de votos válidos, a partir del cual se calcularán los porcentajes de representación. Así, un elevado voto en blanco significa elevar el número de votos necesarios para llegar al 3% del total, lo que dificulta que los partidos minoritarios lleguen a ese 3 %, y de nuevo favorece a los grandes partidos,  a pesar de significar el descontento de los votantes. Por ejemplo, si en un pueblo votan 10.000 personas, con 300 votos se accede a la representación. Si en ese pueblo votan 10.000 personas a partidos, y 5.000 en blanco, el total del escrutinio sería 15.000, y para salir un representante se necesitarían 450, es decir un 30% más de votos.

Algunas de las consecuencias de todo esto (que para algunos son ventajas, pero según se mire, pueden ser  inconvenientes) son:
  • Favorece la creación de mayorías que lleguen a ser gobiernos estables. De hecho, con este método, la mayoría absoluta se puede obtener con apenas un 35% de votos y sacándole unos pocos puntos porcentuales al segundo.
  • Se evitan los partidos extremadamente minoritarios.
  • Un parlamento con muchos partidos promueve la creación de gobiernos de coalición, lo cual es un factor de estabilidad y moderación. Sin embargo un gobierno de coalición hace más difíciles las grandes reformas.
  • Se evita que partidos extremistas puedan llegar a ser claves en gobiernos de coalición.
  • El inconveniente principal es que suele favorecer de tal manera los partidos grandes que empuja al sistema hacia el bipartidismo y limita la presencia de minorías, que de esta forma quedan sin representación.
Aunque lo más probable es lo que todos nos sospechamos, que la ley no se cambia porque los que la tienen que aprobar son precisamente a los que beneficia.

Enlaces de los que he sacado esta información:






Y aquí los resultados:  Elecciones 2015.

Y dos últimas curiosidades: Aquí tienes una presentación interactiva que explica como se aplica la ley d`Hondt. Y aquí una calculadora de escaños.

No sólo la ley electoral condiciona los resultados. En este interesante artículo tienes aspectos del diseño de las papeletas que influyen en los resultados.

1 comentario:

Raul Lopez dijo...

Una buena síntesis sobre un tema que la mayoría de la gente desconoce. Estaría muy bien que analizarás que hubiera sucedido o cuales son las desventajas de "un hombre, un voto". Tos el mundo ahora parece reclamarlo, pero realmente sería mejor?

Gracias por compartir esto con todo el mundo.