martes, 6 de marzo de 2012

1º. Limitaciones del PIB e indicadores alternativos.




El uso del PIB per cápita como medida de bienestar es generalizado. Pero estas cifras deben ser observadas con cuidado, debido a las siguientes razones:


§     El PIB no contabiliza la totalidad de los bienes y servicios finales producidos en una economía. Muchas actividades no son declaradas al Estado y por tanto no consta su existencia. Es lo que se denomina la economía sumergida, que se estima en un 20 % de la economía, aunque, por su naturaleza, es difícil de precisar. En épocas de recesión económica la economía sumergida aumenta, acentuando la disminución del PIB.
§     El PIB tampoco mide el valor de las actividades en las que no se cambian bienes y servicios por dinero. Es el caso del trabajo doméstico, el trabajo voluntario y las operaciones de trueque, que no se contabilizan puesto que no pasan por el mercado, pero que si influyen en el bienestar de las personas.
§     No tiene en cuenta la depreciación del capital. Aquí se incluyen tanto maquinaria, fábricas, etc., como los recursos naturales. Por ejemplo, un país puede incrementar su PIB explotando en forma intensiva sus recursos naturales, pero el capital del país disminuirá, dejando para generaciones futuras menos capital disponible.
§     No tiene en cuenta externalidades negativas que algunas actividades productivas generan, por ejemplo, la contaminación ambiental. Un país que aumenta su producción de forma muy contaminante verá incrementado su PIB, pero también la contaminación, pero eso no se ve reflejado.
§     No tiene en cuenta la distribución de la renta. Un país con igual PIB per cápita que otro pero con una distribución más equitativa del mismo disfrutarán de un mayor bienestar, que no se ve reflejado en el PIB.
§     Actividades que afectan negativamente el bienestar pueden aumentar el PIB, como por ejemplo divorcios y crímenes.
§     Si el aumento del PIB es a costa de jornadas laborales más largas, puede perjudicar el bienestar de las personas, que tendrán estrés. Paradójicamente, no mtiene en cuenta el tiempo libre de que pueden disfrutar las personas, y los tratamientos de los psiquiatras para paliarlo aumentarán todavía más el PIB.
§     Ignora el endeudamiento externo. El PIB de un país aumentará si el gobierno o las empresas dentro del mismo piden préstamos en el extranjero, pero esto disminuirá el PIB en períodos futuros.
§     El PIB no mide la calidad de los bienes y servicios producidos. Las cifras del PIB son sólo eso, números, que no tienen en cuenta si lo que se produce son alimentos, libros, armas, venenos o cualquier otra cosa. Esto impide comparar la calidad de la producción entre distintas épocas. 

Sin embargo, existen otros indicadores del bienestar de un país. Fundamentalmente, destacamos: 



Este último índice fue propuesto por el rey de Bután, pequeño país del sur de Asia, entre la India y China, para defenderse de las críticas a la pobreza de su país.

Puedes leer un artículo sobre Bután aquí. O también ver este reportaje:

No hay comentarios: