jueves, 11 de octubre de 2012

2, 1. Los problemas de España explicados a través de la FPP.

Se acaban de conocer los datos del paro del mes de septiembre. Lo explican en un interesante artículo (llamado muy gráficamente "España no es un drama, es lo siguiente") que analiza la situación y nos permite interpretar los datos en términos de la FPP. Resulta que de los 47.213.000 habitantes que tiene España (datos del INE), 16,8 millones trabajan (3,2 millones de ellos en el sector público) y 30,4 millones de españoles no trabajan (de los cuales 4,7 millones están parados y 8,1 millones son pensionistas; el resto no se molestan en buscar un empleo). Solo 17 millones de los 47 millones de españoles están trabajando. Esto equivale a estar produciendo de forma ineficiente, por debajo de la FPP.

Además se dice que "466.783 jóvenes menores de 25 años están inscritos en las oficinas públicas de empleo, lo que significa que aproximadamente medio millón de jóvenes de nuestro país, el motor de nuestra economía, no encuentran trabajo en España". Muchos de estos jóvenes terminarán emigrando por lo que perdemos mano de obra, gran parte de ella cualificada. Esto equivale a un desplazamiento de la FPP hacia adentro.

Puedes leer el artículo completo aquí.


En este otro artículo analiza el tema de la emigración. Explica que hasta 2011 venían a España más personas que las que se marchaban. Desde 2011 es al revés, salen más que los que entran, algo insólito. Hemos dejado de ser un país predominantemente de inmigración para convertirnos en uno de emigración.

También explica que esta emigración también puede tener efectos positivos a Largo Plazo para España:
1º) es posible que la experiencia de trabajo en el extranjero contribuirá a mejorar la  formación de los que se van y que volverán dentro de unos años pero mejor formados.  
2º) los trabajadores españoles en el extranjero están enviando, a sus familias en España en forma de remesas, cada vez en mayor cuantía, parte de lo que ganan por su trabajo. Una masa creciente de dinero que se recibe desde el extranjero y puede ser una fuente de financiación para el crecimiento de la economía española con destinos muy variados que van desde pagar el consumo imprescindible (alimentos, ropa, etc.) o a aumentar la inversión en viviendas  o en capital humano (educación). 
3º) la emigración hacia el exterior está siendo una válvula de escape que permite disminuir las tensiones en el mercado de trabajo español, ahorrar en subsidios y prestaciones por desempleo y evitar que la tasa de desempleo se sitúe en niveles astronómicos.

O sea , que a largo plazo la FPP puede verse desplazada hacia la derecha.
Puedes leer el artículo completo aquí.

No hay comentarios: