miércoles, 29 de marzo de 2017

10. 04. El cálculo de la inflación.

Para calcular el IPC se contrasta la evolución de los precios de un total 489 artículos. Para ello se recoge información de 30.000 establecimientos, repartidos entre 177 municipios españoles (las 52 capitales de provincia y 125 localidades no capitales). Los datos se recopilan en persona o por teléfono, fax y correo electrónico y no se incluyen liquidaciones, saldos, rebajas u ofertas. Se elabora mensualmente y se publican a mediados del mes siguiente.


Os dejo aquí un gráfico con las ponderaciones del IPC:



En este artículo puedes leer un poco más sobre cómo se calcula el IPC. Como allí se explica, la cesta de la compra se actualiza cada 5 años para adaptarla a los hábitos de consumo de los españoles. Por ejemplo, en enero de 2012 entró en vigor la base 2011. En la cesta de la compra del IPC entran nuevos artículos como los discos duros portátiles, los notebooks, las tablets, la fotodepilación o el logopeda, pero desparecen otros cuyo consumo ha dejado de ser significativo como el CD grabable o el alquiler de películas. Sin embargo, sigue contabilizando el tocadiscos o la máquina de escribir : o  Como puedes leer aquí. Recientemente, en enero de este año,  ha tocado volver a revisarlo, y en esta ocasión han entrado las cápsulas de café, la música online y el juego, mientras que han salido las videocámaras, los DVDs o el brandy. También ha cambiado la ponderación, en la que el juego pesa más que los libros, quedando de la siguiente forma:




El responsable de calcular el IPC es el Instituto Nacional de Estadística (INE), cuya página ya hemos citado en otras ocasiones. Ofrece muchas utilidades, entre ellas esta, que permite actualizar cualquier renta, o sea, cuanto se debe aumentar una renta según el IPC para que no pierda valor. También puedes leer la nota de prensa que comenta el último dato, que es el de febrero de 2017.

Es importante destacar que la inflación se produce no sólo cuando suben los precios de los productos, sino también cuando los hábitos cambian y se incorporan a la cesta de la compra productos más caros.  Y recíprocamente, hay deflación cuando entran productos más baratos, como marcas blancas, productos low cost, etc. Ahí tenemos una razón adicional de que ahora haya deflación.


No hay comentarios: