martes, 31 de mayo de 2016

El oligopolio.

Las empresas que formas un oligopolio pueden optar por dos estrategias: la guerra de precios o la colusión.

La primera de ellas, la "guerra de precios", beneficia a los consumidores (que pueden comprara  precios más bajos) perjudica las empresas (que ven reducido su margen de beneficios). Por eso, en un encuentro de Empresarios del Sector de Alimentación y Bebidas, El Corte Inglés pidió el año pasado un pacto entre fabricantes y distribuidores para acabar con la guerra de precios que ha sumido en una grave crisis a las empresas del sector. Según ellos, «no hay una crisis de demanda (el consumo de alimentos y bebidas en el hogar ha aumentado un 2%), sino una crisis de márgenes» derivada de la guerra de precios que empezó con la marca blanca y arrastró a la de fabricante. Dicen que no pretenden ofrecer el mismo producto más caro, sino ofrecer productos de mejor calidad. 

Puedes leer la noticia en El Mundo o en el ABC.

Otro ejemplo de guerra de precios, la de la aviación civil, que, según avisa en esta noticia, puede acabar haciendo que algunas de las empresas quiebren, y las que queden en el oligopolio pueden llegar a acuerdos que hagan que observemos una escalada en los precios en los próximos años. Para empezar, Ryanair ha entrado en pérdidas en el último trimestre.

Y otra que está por llegar: la de los cines.

En el extremo contrario está la colusión, o los acuerdos ilícitos para fijar los precios.




En Navidad, una asociación de consumidores denunció que la mayoría de los juguetes tienen precios casi idénticos en 6 grandes superficies (Alcampo, Carrefour, El Corte Inglés, Hipercor, Eroski y Toys'r us). Esto sería estupendo si fuera consecuencia del libre juego de la oferta y la demanda (la mano invisible de la que hablaba Adam Smith, que reduciría el beneficio empresarial al la justa retribución por el trabajo y el riesgo del empresario). Pero esto se daría en igualdad de condiciones, lo que llamábamos homogeneidad del producto. Y es evidente que, si bien ofrecen el mismo producto, la forma de ofrecerlo tiene distintos costes (por condiciones, entorno, servicios, etc.) tiendas como El Corte Inglés y Alcampo, por lo que denuncian que esta coincidencia es debida a que los responsables de esas tiendas se han puesto de acuerdo para fijar los precios. Como esto está prohibido por la ley de defensa de la competencia,  piden que el Tribunal de Defensa de la Competencia lo investigue y sancione a las tiendas implicadas, como ya ha hecho en otras ocasiones (como puedes leer en esta noticia, en una sanción  a las compañías de telefonía móvil). Además, denuncian que casi todos los juguetes (todos menos 1 de 47 juguetes analizados) han subido sus precios una media del 3,6 % respecto del año anterior, en un año en que el IPC apenas había variado. Aunque ya lo han denunciado varios años y no se ha podido demostrar nada. Para leer la noticia completa, pincha aquí.

O esta otra,  la multa más alta impuesta hasta la fecha, 1.750 millones de €, impuestos a los 6 mayores bancos de Europa, por manipular el Euribor.

Ningún sector se escapa de la tentación de crear un cártel para aumentar los precios no, no siquiera el de las supermodelos.

O una sentencia  reciente, las empresas fotográficas que hacen las orlas de fin de carrera. 

Una información curiosa: la "clemencia para el chivato". La Comisión Nacional para la Competencia tiene estipulado que, si una de las compañías participantes de un cártel (acuerdo para fijar los precios) se chiva del acuerdo, queda exenta de pagar las multas:




Aunque no estoy de acuerdo con que la confidencialidad esté garantizada, en el caso de los fabricantes de geles se enteró todo el mundo. Puedes leer un resumen de las sentencias más sonadas por acuerdos para fijar los precios aquí. Te darás cuenta de que muchas de las empresas multadas fabrican productos de uso común.

En este otro blog, dos noticias en la tele: Tipos de mercado.

En este enlace tienes una entrevista al principal responsable de la CNMC.

En cuanto a las campañas publicitarias idénticas, a veces son idénticas, como las de Evax y Ausonia... seguramente no sabes que además... ¡las fabrica la misma empresa!

No hay comentarios: