viernes, 16 de septiembre de 2016

Este año la economía colaborativa nos va a dar mucho que hablar.

Seguro que todos habéis oído hablar de la economía colaborativa. Muchos dicen que puede ser el fin del capitalismo como lo conocemos.

Para empezar el curso con humor, aquí os dejo dos noticias curiosas:

Un colegio de Cáceres denuncia a unas madres que estaban intercambiándose uniformes en la puerta del colegio. Por si no lo sabes, algunos colegios hacen negocio con la venta de los uniformes escolares. La crisis está haciendo que a algunas familias, especialmente si tienen varios hijos, les sea imposible adquirir los uniformes de todos ellos, lo que ha llevado a una madre a crear una página para poner en contacto a todos aquellos que quieren intercambiar los uniformes que a sus hijos se les han quedado pequeños. La compra-venta de uniformes de segunda mano está haciendo mucho daño a los ingresos de los colegios. 

Si el colegio es privado puede hacer lo que quiera, como si quiere cambiar el uniforme cada año, como hacen los clubes de fútbol, pero cuando se trata de enseñanza subvencionada con fondos públicos, no deberían de hacerlo.


Puedes leer la noticia completa aquí. 

Al leer esta noticia, me he acordado de esta otra, que leí este verano: Restaurantes de Cullera protestan por las "Paellas clandestinas", aquellas organizadas en las urbanizaciones o clubes privados, que, según ellos, les estaban quitando clientes. O de la protesta de los vendedores de vehículos, que intentaron que se prohibiera la venta de vehículos en la calle.

  



En este artículo argumenta el nombre de economía colaborativa no es más que una tapadera, en realidad no es más que una forma más eficiente de hacer negocios. La historia está llena de negocios que tras el éxito se han hundido, para dar paso a otros mejores. El último, el de los supermercados de barrio, que han resurgido con fuerza de la mano de las multinacionales. Pero parece más fácil lamentarse e intentar conseguir que se prohíba, que preguntarse por qué la gente prefiere optar por la competencia e intentar mejorar el negocio.

Por último, para el que quiera profundizar más, en el siguiente artículo  habla de todas estas nuevas tendencias alternativas al capitalismo:  Las otras economías.

No hay comentarios: