martes, 25 de abril de 2017

13. 03. Los ingresos de las administraciones públicas.El año pasado, el 1 de julio fue el día de la liberación fiscal.

Los ingresos del Estado provienen de los impuestos que pagamos las personas. Muchos opinan que pagamos demasiados impuestos, y para argumentarlo se articulan diversas formas de medir la presión fiscal. Una de ellas es el dís de la Liberación Fiscal.



El Tax Freedom Day, como se conoce en los países anglosajones, es un indicador que traduce la presión fiscal en días de trabajo: es decir, si ahorrásemos todos nuestros ingresos desde el día uno de enero, indica cuándo habríamos ganado suficiente dinero como para cumplir con Hacienda. Tomando como referencia un sueldo medio, este día cayó el año pasado en España el 1 de julio. O sea, a partir de ese día, los españoles (de media) empezamos a trabajar para nosotros mismos. Desde el 1 de enero hasta ese día, cada trabajador medio español destinó 102 días a pagar la Se­guridad Social, 38 días a pagar el IRPF, 25 al IVA,  11,5 a los impuestos espe­ciales y 5,5 a otros impuestos. En total, destinaría la mitad del año (y de su renta) a pagar a la Admi­nistración, según el informe sobre el Día del contribuyente elaborado por la Institución Futuro. Incluso ofrecen una calculadora para que, introduciendo tus datos, sepas exactamente cuando terminas de pagar a Hacienda.



Como el que no se consuela es porque no quiere, hay que decir que España, pese a todo, se encuentra en una posición relativamente ventajosa frente a sus socios europeos. Todos los grandes países del euro tienen una presión impositiva mayor y la liberación fiscal para daneses, suecos, belgas y austriacos no llega hasta la segunda quincena de junio. Otros estados como Irlanda, Rumanía, Letonia y Eslovaquia levantan la barrera fiscal a mediados de abril.



También es interesante la comparativa entre comunidades autónomas.




Puedes leer la noticia completa aquí. Y el informe completo en este otro enlace.


Como dato curioso, este gráfico que resume la presión fiscal en los diferentes países del Mundo:


La presión fiscal es tan alta, en especial sobre los trabajadores con sueldos bajos, que cuando se conocen noticias como la de ayer de la dimisión de Esperanza Aguirre,  muchas gente se indigna. De hecho, muchos no están de acuerdo con el destino que se da a nuestros impuestos, y son partidarios de la objeción fiscal. Aquí tienes una explicación de en lo que consiste.


No hay comentarios: