martes, 3 de diciembre de 2019

5. 02. 3. La elasticidad precio de la demanda.

Os propongo dos artículos para estudiar el concepto de la elasticidad. El primero, en el El blog Salmón. El segundo, en AulaFácil.  Y también en el siguiente vídeo:



En You tube puedes encontrar otras muchas explicaciones de la elasticidad.

Típicos ejemplos de productos con demanda elástica son los que tienen muchos sustitutivos. Si aumenta su precio, compro uno de sus sustitutivos.

Un ejemplo de productos de demanda muy inelástica son los medicamentos. Da igual cuanto suba de precio la insulina, los diabéticos tendrán que seguir comprándola.

La elasticidad a veces depende del horizonte temporal: algunos bienes son inelásticos a CP y elásticos a LP (la gasolina, ya que a CP la sigo pagando, pero a LP me compro un coche eléctrico), otros son elásticos a CP e inelásticos a LP (la ropa: si tengo mucha puedo pasar años sin comprarme nada, ero a LP todos la necesitamos). Por ello, a veces las medidas que se adoptan para el estímulo de la demanda pueden no ser efectivas.

Lo importante es que si la demanda es elástica, un aumento de precios hace que el productor gane menos, y si es inelástica, que gane más.


En casi todos los textos se centran en la elasticidad de la demanda. Pero también se puede estudiar la elasticidad de la oferta. Esta puede ser más o menos elástica en función de la facilidad con la que puede aumentar o disminuir la oferta del bien en cuestión. Un caso extremo es el de elasticidad nula, o sea, curva de oferta vertical, que sería el caso en que la cantidad ofrecida no puede aumentar aunque se quiera, como por ejemplo las entradas a un estadio de fútbol para ver un partido.

Las obras de arte son otro ejemplo de bienes cuya oferta es completamente inelástica, ya que existe un número limitado (de Picassos, por ejemplo) que no puede aumentar por mucho que se desee, especialmente si el artista ya ha muerto. Si la demanda se desplaza a la derecha, el efecto se traslada totalmente sobre el precio.


Por ejemplo, el cuadroSalvator Mundi, de Leonardo Da Vinci,  es el cuadro más caro jamas vendido, al ser comprado en abril de este mismo año por un príncipe Saudí, por 450 millones de €. Una obra de arte única puede alcanzar cualquier precio que alguien esté dispuesto a pagar.

Puedes leer la noticia completa aquí.

La elasticidad de la oferta también puede variar según el horizonte temporal. Generalmente es inelástica a corto plazo, porque hay que contratar más trabajadores o construir más fábricas para incrementar la producción, y eso lleva tiempo, pero también puede ocurrir al contrario, en el caso de recursos naturales que cada vez son más difíciles de extraer.



No hay comentarios:

Publicar un comentario

Si comentas de forma anónima y quieres que cuente cono nota de clase, debes mandar un email a la profe identificándote.