jueves, 20 de abril de 2017

13. 02. 5. El Impuesto sobre el Valor Añadido (IVA).

El IVA es un  impuesto indirecto y proporcional .
  • Grava el consumo de bienes y servicios, y por tanto, lo paga el consumidor.
  • Las empresas hacen de intermediarios entre los consumidores y el Estado, por lo que para ellas es neutral (no supone un gasto ni un ingreso). Cada 3 meses, las empresas hacen la declaración del IVA, en la que los empresarios declaran cuanto IVA les han pagado los consumidores, y se deducen el IVA que a su vez ellos han pagado en los productos intermedios que han utilizado en su proceso productivo (por ello grava el VALOR AÑADIDO).  Ello se hace para evitar la doble imposición.
  • El tipo general es del 21 %, el reducido del 10 % (alimentos, vivienda, transporte, limpieza, hoteles, restaurantes, espectáculos...) y el superreducido del 4% (pan, libros, medicamentos...). Puedes consultar los tipos aplicables a cada producto en esta tabla.
  • En España tenemos IVA desde 1986.
  • Hasta 1991 existía un tipo especial del 33 % para bienes de lujo. Algunos partidos políticos lo reclaman actualmente, pero la Unión Europea no lo ha permitido. Lo pagan indirectamente los coches de lujo a través del impuesto de matriculación, pero no el resto de los bienes.
Sobre la proporcionalidad del IVA hay un intenso debate, porque muchos alegan que no se trata de un impuesto proporcional, sino regresivo (si se considera como un % sobre el precio de venta, aunque algunos autores defienden que es regresivo, si se considera como un % sobre la renta que percibe el trabajador. Puedes leer una explicación aquí).


Abrigo de 100 €, 21 % de IVA.
2,1 % de una renta de 1.000 €.

Abrigo de 100 €, 21 % de IVA.
0,21 % de una renta de 10.000 €.
Por todos es sabido que muchos autónomos o pequeñas empresas hacen "trampas" con el IVA, declarando menos ventas de las que en realidad han hecho (por eso es importante pedir tiket o factura), o declarando como gastos de la empresa los que en realidad son gastos personales. Puedes leerlo aquí.

También genera polémica los tipos impositivos que paga cada producto, ya que los productos sujetos a un IVA menor son más atractivos para los consumidores, ya que les salen más baratos, siendo así apoyados por la administración. Por ejemplo, el debate sobre el IVA cultural (¿Teatro o revistas porno?),  sobre las flores o los productos de higiene femenina.

Puedes ver la evolución del IVA en España en los últimos años:


En cuanto a la comparación con Europa, los hay más altos y más bajos, desde el 15 % de Luxemburgo, hasta el 27 % de Hungría:


Otra curiosidad: en las Islas Canarias no pagan IVA, sino el Impuesto General Indirecto Canario (IGIC), cuyo tipo general es del  7 % y el reducido del 4 %. Puedes leer más en este enlace (aunque los tipos no están actualizados).

Explicación del IVA:



Un vídeo explicativo aquí.

No hay comentarios: